#LaFamiliaImporta

miércoles, 25 de enero de 2017

La mujer y el deporte ¿Debe o no Debe?

El rol de la mujer en la sociedad siempre ha estado definido desde el punto de vista de la familia. Con esa percepción han sido criadas y formadas bajo un patrón establecido: casarse, formar un hogar, educar a sus hijos, atender a su pareja, ser guardián y custodia del más mínimo detalle en el hogar.

Obviamente ese patrón de conducta ha ido cambiando con el paso del tiempo y la mujer ha pasado a conquistar espacios que eran impensables y hasta prohibidos para ellas, por ser considerados exclusivos para el hombre.

Por lo general siempre prestamos más atención a mujeres profesionales que ocupan cargos y roles de alto perfil en grandes organizaciones. Mujeres por cuyo profesionalismo, inteligencia e intuición han obtenido grandes éxitos en sus carreras.

Sin embargo, más allá de las carreras universitarias actuales, hay muchas mujeres que se destacan por sus grandes hazañas y éxitos en otro ámbito: el deporte. En nuestro país tenemos grandes talentos deportivos femeninos, que han puesto el nombre de Venezuela en lo más alto del podio, tanto dentro como fuera de él.
En el Zulia, de la vieja guardia, tenemos a Elsa Antúnez, conocida como la “gacela negra” del atletismo regional, quien brilló a finales de la década de los 60, 70 y hasta mediados de los 80, como una extraordinaria atleta que fue líder en las pistas nacionales e internacionales. Lo que le valió ingresar al Salón de la Fama del Atletismo Venezolano.

Otra zuliana destacada es María Elena Giusti, en la especialidad de nado sincronizado y quien participó en las Olimpiadas de Seúl 88, Barcelona 92 y Atlanta 96. Con grandes actuaciones en esta disciplina, María Elena también fue honrada al ser incluida en el Salón de la Fama de la Natación Venezolana.

De la nueva generación, en atletismo, tenemos a Nercely Soto, quien participó en las recientes Olimpiadas de Rio 2016, donde logró llegar a las semifinales en los 200 metros planos. Nercely también tuvo actuación en Londres 2012, y en el año 2016 se convirtió en campeona del XVI Campeonato Iberoamericano de Atletismo.
Y si vemos al resto del país tenemos un grupo selecto de mujeres que destacan en lo deportivo: Yulimar Rojas, Stefany Hernández, Andreina Pinto, Jessica López, Alejandra Benítez, Milka Duno, Deyna Castellanos, y muchas más.

A pesar de que estamos en pleno siglo XXI, todavía se sigue intentando minimizar su presencia y actuación en las canchas deportivas, pero todas ellas logran brillar en cada una de las disciplinas que practican.

Me pongo a pensar en cada mujer deportista que hay, y en que ellas deben compartir su rol de madres, amigas, hermanas, hijas o esposa, con el hecho de hacer un deporte de forma profesional o como entretenimiento. En este punto no es fácil ser deportista profesional porque implica hacer sacrificios, concentrarse en desarrollar y mejorar las técnicas, además de mantener una rutina de entrenamiento, de alimentación, y lo que es más difícil: estar lejos de la familia y los amigos por largos periodos.

Estar lejos de casa, una cuestión que se critica, ya que, la mujer “es del hogar y los hijos”. Una actitud, que como ya dije, ha impuesto la sociedad para volver sumisa y obediente a la mujer.

Así se pensaba en los siglos pasados. La mujer cambio los tacones por los zapatos goma, y sale a realizar actividad física, a montar bicicleta, a hacer yoga y hasta deportes extremos.

Y esto en muchos casos no ha sido impedimento para que se pueda tener hijos, formar un hogar, ser profesional. Que es más aun gratificante cuando se cuenta con el apoyo, respeto y compresión de la familia.

Al final la mejor recompensa de tanto esfuerzo y sacrifico, no solo es la satisfacción de competir para ganar títulos y medallas representando a su país. También se convierte, en un beneficio que nos permite elevar nuestra calidad de vida y así mantener una buena salud física y mental.


Así que chicas, si quieren comenzar a practicar deportes o a realizar una actividad física, no lo piensen mucho, que esto también nos puede ayudar a ser más astutas y exitosas en el mundo de los negocios y empresarial.



Escrito por:
Marylee K. Blackman
Maracaibo, Zulia

0 comentarios:

Publicar un comentario